OPINIÓN: A VUELTAS CON EL CARTEL

Uno de los titulares de la prensa local, informaba esta mañana de la decisión de volver al sistema de concurso público para la elección del próximo cartel de las fiestas de San Lorenzo. Ya he expresado aquí mi opinión sobre el tema en varias ocasiones y hoy me apetece repetirla de nuevo:

¿por qué concurso público? ó ¿por qué elección de un artista local? cada una de las opciones tiene sus ventajas e inconvenientes y no me parecen ni bien ni mal sino todo lo contrario.

Con el concurso público se amplía el espectro de participantes y se abren puertas a otros protagonistas que quedarían fuera en la elección de "artista a dedo".

Por otra parte, la realización de un cartel es un trabajo profesional. Existe gente que vive de eso y hay artistas en la ciudad, con capacidad más que demostrada, para hacer un buen cartel de fiestas. Estos artistas, que forman parte del entorno y que representan a Huesca con sus artes, también se merecen un reconocimiento (más simbólico que económico) y que mejor manera que el encargo del cartel más importante que tiene la ciudad.

Así que a mi, lo que me gustaría, es que en cada legislatura existieran dos carteles elegidos por concurso público y otros dos carteles realizados por artistas, dibujantes, diseñadores, pintores etc. reconocidos de nuestro entorno. Esta es mi más humilde y sincera opinión, gustos aparte.

Cartel de las próximas fiestas del Pilar de Zaragoza.

13 comentarios:

Bartek dijo...

Hola!,

hace poco tiempo que leo el blog, y no conocía tu opinión sobre el cartel. Yo soy partidario del concurso puro para la elección del cartel. Si bien es cierto que hay gente, bien reputada, que se dedica al diseño profesionalmete, es de suponer que sus carteles tendrán una calidad notoriamente mayor que los de aquellos "aficionados" que deséen presentarse al concurso y, por tanto, no debería tener problemas para superarlos en concurso imparcial.

Por otra parte, no hay que desmerecer el reconocimiento simbólico, pero no cabe duda de que generalmente el económico suele ser acogido de buen grado. Por tanto dos carteles duplicarían el coste actual, que no es la mejor opción para las seguramente famélicas arcas municipales. Además, estimo que dos carteles podrían ser fuente de confusión.

Resumiendo: concurso abierto e imparcial y cartel único es la mejor opción para mi.

Enhorabuena por el blog :-)

El Capitán Lillo dijo...

Creo que me he explicado un poco mal en el úlitmo párrafo. Cuando digo lo de dos carteles de una y otros dos de otra manera, me refería a que en cuatro años, dos años se decidieran por concurso abierto y otros dos años por elección de un artista, dibujante... etc. no dos carteles por año. Disculpen.

Por otro lado estoy en parte de acuerdo con lo que dices, pero me sigue gustando más la propuesta que he expuesto.

Saludos y graicas por la enhorabuena.

Bartek dijo...

Es bueno potenciar el trabajo de los creadores locales, pero las designaciones arbitrarias son normalmente problemáticas: es difícil no levantar sospechas con decesiónes basadas en criterios subjetivos.

Es necesario fijar ciertos criterios de modo que la elección final no resulte reprobable. Lo que propones es factible, pero es muy difícil hacerlo bien.

Anónimo dijo...

estoy con Bartek si viven de ello me imagino que los artistas locales no tendran problema en ganar el concurso por encima de los aficionados ¿no?, lo bueno del concurso yo creo que será la exposicion de los carteles participantes, de este modo yo creo que se le da más bombo a todos los artistas que se presenten, por lo menos más que como esta ahora que solo se le da bombo a un artista. En mi opinion un cartel es simplemente saber acertar con una idea y esta claro que saber plasmarla, ya para eso no es necesario vivir de ello. Me alegrare si el que gana es un arbañil que lleva un artista dentro y seguramente no haya podido dedicarse a ello por el tema económico. Hoy en dia para dedicarte profesionalmente a ser artista aparte de ser bueno has de tener algun substento economico por algun lado ajeno al arte. Por ello creo que en un concurso es menos racista (artisticamente hablando) y siempre se pueden encontrar agradables sorpresas.

themis dijo...

Creo que la opción de concurso siempre es mejor. Dar la oportunidad de participar a la gente es algo que acerca el cartel a todo el mundo, y que no se ve impuesto por un artista al que no se le ha ocurrido nada mejor.

Antes era por concurso, y cambió a darlo a dedo porque decían que no había nivel suficiente. Creo que no ha mejorado salvo puntuales excepciones.

Por eso pienso que cualquier artista se puede apuntar al concurso y si gana mejor para él. El reconocimiento lo tendrá igual.

lillas pastillas dijo...

A mi me la trae al peiro que sea por concurso o por discurso. Lo que está claro es que un profesional NO TRABAJA GRATIS (sino, no es un profesional) salvo que obtenga otro beneficio sustancial. Y, queridos güesketas del mundo, hacer el cartel de una mierrrrda de ciudad de provincias NO es un beneficio sustancial.

Recuerdo al respetable que este cartel se sacó a concurso muchos años, y los resultados eran, mayormente, una puta mierda.

Si quieren atraer buenos profesionales, tendrán que dar un pastón de premio y gastarse otro en promoción, y entonces los güesketas se quejarán de que es mucho dinero y pimpampum... volveremos a ser la mierda de pueblo que nos caracteriza.

También existe el concurso restringido a profesionales, pero claro, eso es "no promocionar a los artistas locales emergentes". Pero por favor... vaya chorrada. ¿Qué coño tiene que ver el culo con las témporas?
Para promocionar a los amateur hay becas, salas públicas de exposiciones, intercambios con otros países, cursos y veinte mil pijadas más que se pagan con dinero público.

Otra cosa que me hace mucha gracias el lo del "localismo". Muy guesconsin, ciertamente. Si lo hace alguien de fuera, es malo.

Yo propongo que las actuaciones de Periferias, en lugar de encargarlas a profesionales como los Waterboys (que cobrarán su minuta), se saquen a concurso público. Así, que se monte un grupo cualquier carrilano de por aquí, y actúe. Total, para lo cuatro gatos de mierda que vamos (que no somos una de esas mayorías de las que habla el señor alcalde y su oposición), no vamos a gastar lo que vale un profesional (encima de fuera), ¿no?

artal dijo...

con la designación a dedo del autor no es dificil pensar que se estan pagando favores (politicos o no) amigismos... me parece poco democratico. el problema esta que en un concurso libre, de pueblo, como el nuestro, muchos (¿todos?) "artistas profesionales" (locales) pasan de presentarse y competir con un tipo como cualquiera de nosotros que ha tenido una idea y la plasma siguiendo las bases... vamos que un don nadie no les va a hacer de menos, asi qeu pasan de competir (que no hacer que suba el nivel) en estos concursos. repasemos los carteles elegidos a dedo. ¿ganarian algun concurso?, ¿valen algo sin la firma?. mejor seria airear. creo.

Cambridge dijo...

"Yo propongo que las actuaciones de Periferias, en lugar de encargarlas a profesionales como los Waterboys (que cobrarán su minuta), se saquen a concurso público. Así, que se monte un grupo cualquier carrilano de por aquí, y actúe. Total, para lo cuatro gatos de mierda que vamos (que no somos una de esas mayorías de las que habla el señor alcalde y su oposición), no vamos a gastar lo que vale un profesional (encima de fuera), ¿no?".

¿Acaso eso no se ha hecho, o se está haciendo actualmente?

Los artistas de Huesca han de tener el "Carnet del partido".

Como diría el personaje de S. Segura: "¿Nos hacemos unas pajillas entre todos? Eso sí, sin mariconadas...".

bartek dijo...

Que un profesional no trabaja gratis está claro, y también esta claro que cuanto mayor sea la remuneración que se otorgue y más se promocione el concurso, mayor será la calidad de artistas y carteles. En cuanto al apoyo a artistas locales, bueno, nadie ha dicho que lo que se hace fuera sea malo. Estoy de acuerdo con que existen otras fórmulas mejores para fomentar el desarrollo de los artistas locales. Por esta y otras razones que ya expuse soy partidario del concurso público. Sin embargo, la promoción de los activos locales se hace en todos los sitios, no es algo descabellado ni negativo.

Anónimo dijo...

Precisamente, Bartek, buena parte de esa promoción de activos locales se consigue encargando directamente los trabajos a gente que habita en la zona.

El cartel de Periferias, por ejemplo, no sale a concurso (y mejor que no salga). La gente del ayto. lleva una política de reparto de faena, y siempre lo encarga a un estudio diferente. Pero siempre a un estudio de la provincia y profesional. Con SL se intentó hacer lo mismo, pero el público es otro, está más politizado.

Anónimo dijo...

a mi me gustaria agradecer a Oscar Lamora el ironico cartel que ha hecho este año para obligar a los organizadores a hacer concurso al próximo añp.

Anónimo dijo...

a ver, no nos confundamos, para hacer un cartel de unas fiestas no hace falta ser un profesional del diseño, hace falta saber captar una idea original y punto, ni siquiera importa como se plasme ya que hoy en dia cualquier cosa por muy mala que sea mientras sea medio original es válida.

No pensemos que por encargar el cartel a un diseñador profesional le vamos a solucionar la vida, ellos tienen su trabajo y no hay por que regalarles nada. Si se dedican a eso ellos mismos se sabran ganar los cuartos sin favores.

¿Por que una hora de trabajo de uno que se llama artista hay que valorarla en 1 millon de pesetas y la de un currante que es más dura en 10€?

Con el premio que hay es injusto encargarlo a dedo a nadie, por obligacion debe de ser concurso abierto y con jurado imparcial.

lillas pastillas dijo...

Me parece que el que se confunde "un poco" eres tú.

de hecho, ¡no te enteras de nada!

top